domingo, 26 de julio de 2009

EL FUSIL FAL EN LA ARGENTINA



El FAL.

Prácticamente desde que el FN FAL (Fusil Automático Liviano) calibre 7.62 x 51 NATO saliera al mercado, la República Argentina lo adopto como fusil reglamentario, en reemplazo de los excelentes Mauser Modelo Argentino de 1909. Como sucedió con la mayoría de las armas adquiridas al exterior por nuestro país, en un principio se importo armas desde su origen, y con el tiempo se negocio la licencia con los fabricantes para la producción del arma en el país.

La Fabrica Militar de Armas Portátiles Domingo Matheu, de Rosario fue quien emprendió la producción de este arma, y quien la continuo hasta 1996, en donde la posta fue tomada por la Fabrica Militar Fray Luis Beltrán, ubicada en las cercanías de la misma ciudad. Nuestro país copio las variantes Belgas de este arma, utilizando también la misma nomenclatura. En Malvinas fueron varias las versiones argentinas que prestaron servicio. Desde fusiles con culata fija de madera (los más antiguos), pasando por versiones con culata de material sintético, hasta las versiones cortas con culata rebatible y distintos largos de caño. Utiliza cargadores metálicos rectos, con capacidad para 20 cartuchos, exactamente los mismos que su contra parte inglesa.

Quizás la diferencia mas notable entre ambas armas radica en el hecho de que los FAL argentinos pueden disparar en ráfaga, aunque es difícil establecer para mi si esa es una ventaja, ya que la velocidad de fuego y la potencia del proyectil atentan contra el dominio correcto del arma en este tipo de disparo. A pesar que ya pueden verse en ciertas unidades de la tres FFAA ciertas armas de origen norteamericano y de calibre menor, el FAL continua siendo el fusil reglamentario de las FFAA argentinas.


Actualmente, en el mercado civil existen versiones modernizadas del FAL. Frente a la imposibilidad de incorporar un nuevo fusil de asalto, no seria descartable la posibilidad de la actualización de esta noble arma, logrando así una mejoría funcional con respecto a su peso, ergonomía y puntería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada